SALS (Sistema Alfabético Latino Simplificado)

Si bien se ha hecho enormes esfuerzos a nivel académico para intentar ordenar y regular nuestro sistema lingüístico, la constante evolución de la lengua en la sociedad a través del uso, con sus constantes transformaciones, neologismos, informalismos y jergas, hacen que sea cada vez más y más complejo lograr tal orden. Es recurrente oir dudas como ¿se escribe con ‘B’ o con ‘V’? ¿cuál se escribe primero la S o la C? ¿es con S o con Z? etc.

Virtudes de la lengua española

Las virtudes del uso del alfabeto en la lengua española es que casi todas las letras de nuestro alfabeto se leen tal cual están escritas salvo algunas excepciones ej: si hay escrita una 'A' se lee una 'A' en inglés en cambio una 'A' se lee "EI" 2 sonidos.

El conflicto

El conflicto surge precisamente en esas excepciones a la regla, que son la principal inconsistencia del sistema y que generan constantemente muchos conflictos en el aprendizaje del mismo y que serán el punto de enfoque de este nuevo sistema.

En otro tópico quedarán los tradicionales conflictos como la dislexia a causa de las confusiones que provocan las similitudes formales entre signos, entre los diferentes modelos de mayúsculas y minúsculas de imprenta versus mayúsculas y minúsculas manuscritas cursivas (o ligadas).


¿qué es el SALS?

Es un sistema alfabético alternativo que busca simplificar el uso y aprendizaje específicamente de la lengua española.

parte de la base de la enseñanza de un sistema alfabético ideal, el que en esencia, busca corregir inconsistencias específicas en la lógica de construcción, dicción y escritura que posee el actual sistema, materia de constantes y recurrentes confusiones especialmente en niños que recién intentan aprender a leer.

Este sistema (SALS) no pretende desplazar ni plantearse como un sistema superior al actual, simplemente plantea un sistema alternativo, orientado a las nuevas generaciones.

Es importante considerar que los niños apenas están desarrollado su capacidad de pensamiento abstracto y conceptual que les permite comprender y asimilar teorías complejas como un sistema lingüístico que de por sí ya es difícil para muchos adultos, muchísimo más difícil es para ellos o para otra persona intentar explicarle a niños pequeños que una letra tiene un sonido que es diferente de su nombre y que además hay letras que no se leen o que una misma letra tiene diferentes sonidos, etc.

Objetivos

- Ofrecer un sistema que se basa en la simplicidad fonética, gráfica y lectora
- Facilitar la distinción de los sonidos de cada letra
- Evitar ambigüedades fonéticas
- Facilitar el reconocimiento y asociación entre sonidos y nombre del signo
- Aumentar la fluidez en la comprensión lectora, el tiempo de asimilación e incorporación de las habilidades básicas que favorezcan el aprendizaje de nuevo conocimiento, por tanto busca ser un sistema fácil de enseñar y fácil de aprender.
- Plantearse como un sistema perfectible y abierto a críticas y colaboraciones para su mejora.

¿Cómo funciona?

En la infancia el primer instinto es la imitación del Sonido, luego de la repetición y agrupación de éstos sonidos se va formando las primeras palabras, con el paso del tiempo, ya sea por propia curiosidad o por adoctrinamiento, se comienza a buscar el sentido de esas palabras, entonces se hace necesaria la Escritura y Lectura, como recurso explicativo y como recurso de práctica en sí mismo.

SALS parte de la premisa que el ideal es que:
para 1 Letra o signo Escrito
debería existir sólo 1 Letra Leída
y 1 solo sonido por cada una de esas letras.

Es por esta razón que se mantendrá las 5 vocales básicas A, E, I, O, U y sólo las consonantes B, D, P, K, S, G, H, T, R, L, F, M, N.

Características

El SALS se caracteriza por:
- Denominar a todas las consonantes mediante su sonido raiz seguida de la vocal ‘E’ ej: S+E= SE con la finalidad de facilitar el aprendizaje del sonido y facilitar la dicción de la misma
'A' 'E' 'I' 'O' 'U' 'BE' 'DE' 'PE' 'KE' 'SE' 'GE' 'HE' 'TE' 'RE' 'LE' 'FE' 'ME' 'NE'
a e i o u be de pe se ke ge he te re le fe me ne.

- Simplificar ambigüedades entre [G y J] o [J y H] o entre [C, K, Q, S y Z] ej: GE y JE queda sólo HE (que sonará como JE)

- Omitir uso de letras auxiliares como la U en el caso de GUE, GUI se asume el sonido de GUE para el par escrito ‘GE’ y el antiguo sonido de GE se reemplazará por el actual sonido de HE (que sonará como JE) ej: GENIO por HENIO, en el caso de QUE y QUI se reemplazará por KE y KI respectivamente.
- Omitir aquellas letras que en su fonética contienen el sonido más de una letra como es el caso de la X que se puede reemplazar por el par KS
- Usar diacríticos para distinguir letras con sonidos muy similares ej: distinguir S de Z y S de CH usando diacríticos diferentes en S para lograr ambas variaciones.

Si bien el SALS está orientado a la lengua española, la incorporación de sonidos necesarios para la pronunciación de las letras del alfabeto en otras lenguas es posible usando el sistema básico más el uso de marcas diacríticas.

Representatividad tipográfica

En muchas ocasiones me han preguntado a cerca del método que utilizo yo para diseñar mis proyectos tipográficos, la respuesta es siempre variable, depende de cada proyecto. Con el pasar de los años, tras recurrentes ejercicios de dibujo tipográfico y planificación, he ido encontrando formas que facilitan esta tarea, muy conocida es en el mundo tipográfico la cadena de texto “hamburgefontsiv

Según los entendidos en la materia “hamburgefontsiv” logra reunir bastante bien la mayoría de características formales de una fuente, lo que resulta un alivio para quien quiere ver rápidamente el comportamiento de su letra en un texto, sin tener que realizar todas letras del alfabeto. Está la cadena que conocí de mi experiencia con “Los Latinos” (nombre que le damos cariñosamente al equipo LatinoType) la primera vez me pidieron sin mayores explicaciones que les enviara un “videospan” fue un poco extraño y cómico, no tenía idea a qué se referían. Hace muy poco supe también de la existencia de la cadena “changosy” empleada en el Diplomado de Tipografía y Lettering de “La Chile” (Universidad de Chile), entre tantas otras que debe haber por ahí repartidas.
Recuerdo que el 2006 en la Escuela de Diseño Gráfico de la Universidad del Bío-Bío, en Chillán (Chile), en nuestro grupo de estudio “Tipografística” tuvimos alguna vez este tipo de reflexiones, en ese entonces solíamos utilizar la cadena “xhop” con la idea de definir las principales características de nuestras ideas tipográficas.

 

 

 

 

xhop” nos lograba dar la “alturas de x,  ascendentes y descendentes” al tiempo que nos daba una clara pista de cómo serían los trazos verticales, la proporción de las letras rectas a través de la “h“, la forma y proporción de las letras redondas a través de la “o“, una idea aproximada del estilo de las diagonales a través de “x“, entre otras características.
En términos personales acostumbro diseñar el par “fj” para definir en muy poco tiempo la mayor cantidad de características formales y de proporción de una fuente (línea Base, altura de x, Ascendente y Descendente, línea de diacríticos y por aproximación a ésta definir la altura de mayúsculas o Capitales, proporciones de “n” y por su intermedio la relativa proporción de “o” y de las contraformas interiores de éstas el espaciado que habrá entre letra y letra), todo esto en un muy reducido espacio físico, como suelen ser  las hojas sueltas que acostumbro rayar, mis pequeños blocks de notas o agendas de viaje, las que suelen estar llenas de dibujos de letras y apuntes de múltiple naturaleza.

Últimamente, orientando mis ideas hacia un proyecto de diseño mucho más amplio tuve que tener claras las proporciones que serían necesarias para los pesos extremos considerando un amplio rango tanto de pesos como de anchos, desde la variante más pesadas y angosta “UltraCompressed ExtraBlack” hasta la variante más pesada y ancha “UltraExpanded ExtraBlack“, fue así que me vi en la necesidad de determinar adelantadamente cuáles serían los espacios necesarios a reservar para aquellos glifos (letra, número u otro signo tipográfico) que ocupan la altura media de la x como “a, e, g, k, s, x”, mi conclusión fue determinar que la “s” logra determinar una eficiente distribución de los espacios tanto verticales como horizontales necesarios para diseñar la mayor parte de las minúsculas, al igual que la “S” los espacios para la mayor parte de las mayúsculas que ocupan la altura media.

 

Es importante considerarlos a la hora de “Evitarse eternas jornadas de correcciones y conflictos futuros” sobre distribución o disponibilidad de espacio, sobretodo en el desarrollo de proyectos tan extensos como suelen ser estas grandes familias tipográficas que poseen no sólo amplios rangos de peso sino también múltiples variables de ancho, sin contar sus variantes de inclinación y ni hablar de las súper familias, las que están cada vez más presentes en el universo tipográfico de estos tiempos.

Ahora mis procesos no sólo se enfocarán en mi querido “fj” sino también en “s” ahora será “fjs” el que muy posiblemente evolucionará hacia una abstracción mucho más eficiente y placentera para resolver el diseño de fuentes.

El Espaciado

· E L · E S P A C I A D O · es, a mi juicio, uno de los aspectos claves a la hora de resolver ciertas funciones técnicas así como el buen aspecto visual en la configuración de elementos de diseño, ya sea en la diagramación como en el diseño y/o producción de piezas gráficas.

Es uno de los criterios esenciales en el diseño de fuentes tipográficas (el que debería aplicar también para caligrafía y lettering), pues además de hacer más atractivo al producto gráfico final, facilita que se reconozcan con mayor facilidad y rapidez sus características y por adición incrementa así su grado de legibilidad, pudiendo según sea el caso hasta incrementar la cómodidad en la lectura (fenómeno conocido también como “lecturabiliad”).

Un buen espaciado grarantiza que las cosas se perciban de manera cómoda, hace posible ubicar cada elemento dentro de un conjunto complejo de otros elementos aún similares, permite destacar sus detalles característicos, permite que fluya el aire en torno al objeto visual.

De acuerdo con una de las principales guías que define LA GESTALT es posible establecer relaciones perceptuales conforme la distancia sea menor entre los elementos en un espacio dado, lo cual es una de las formas corregir el caos visual presente en conjuntos disgregados o distanciados entre sí (Ej: elementos de un afiche). Al ir creando conjuntos o focos de atención, se alivia en un alto grado la fatiga o el stress perceptual que se provoca al momento de enfrentar al espectador al consumo de la información que desplegamos a través de nuestros mensajes gráfico-visuales.

A pesar de ser un desafío mayor estar consciente de algo que no vemos del todo (ya que nos concentramos más en la forma visible y menos o casi nada en la contraforma no visible) a la hora de estar diseñando nuestras piezas gráficas, pero al mejorar considerablemente la calidad de los resultados, mi recomendación es dedicarle mucho mayor atención a este aspecto visual.